fbpx

Dibujar es fácil

Cientos y cientos de ocasiones hemos cuestionado y dudado sobre nuestra capacidad y habilidad para poder generar un “buen dibujo”.

Pero… ¿por qué creemos que es imposible?

Sin duda esta época digitalizada nos permite estar rodeados por distintos contenidos en redes sociales, entre ellos ilustraciones. En cualquier momento entras a Instagram y ves el trabajo de diferentes artistas, un post que muestra una ilustración con detalles perfectos, manos bien dibujadas, rostros que casi parecen una fotografía, en fin, un dibujo con un estilo realista. Ver ese resultado nos hace pensar que es imposible llegar a ese estilo de dibujo, que nuestro intento de un “buen dibujo” con malas proporciones, sin detalles y líneas chuecas, no comunica nada y por lo tanto, no lográremos resaltar entre un mar de artistas.

Tus trazos imperfectos siempre serán una oportunidad

Sin embargo, déjame decirte que esos detalles imperfectos que consideramos errores, representan tu esencia y estilo único de dibujo. Dime ¿por qué queremos replicar algo que ya existe a la perfección? Sabiendo que existen miles de oportunidades para crear algo nuevo y único, tratamos de repetir lo que otros ya hicieron.

Aprovecha esas imperfecciones en tu dibujo, conviértelas en tu propio sello, que sean esos detalles por lo cuales la gente te identifique, y no pases desapercibido entre millones de contenidos que surgen en las redes sociales al día.

El trazo es importante, pero la conceptualización que le das lo es más

Por más que le dediques un gran esfuerzo en añadir luces, sombras, texturas y utilices los mejores brushes en tu dibujo, si no conectas con un público, el cual se sienta identificado con tu arte, solo pasará a ser un dibujo más del montón, un dibujo sin sentido. Es importante darse a la tarea de investigar un poco para entender los insights del público al que pretendes dirigirte, y así te puedo asegurar que aunque tu ilustración sea de lo más “simple”, quizá solo en blanco y negro, podrás captar la atención de muchos que se sentirán identificados, consecuentemente compartirán tu trabajo en redes sociales y así podrás captar a mayor audiencia.

Así como pretendemos dedicar un mayor esfuerzo en que nuestro dibujo se vea bien estéticamente, también dediquemos un gran esfuerzo con el proceso de concebir ideas y poder conceptualizar nuestro estilo.

“El estilo no solo es una línea gráfica, sino también lo que se logra comunicar”

A continuación te muestro el trabajo de un par de ilustradores que me han inspirado y me han dejado claro que un dibujo “sencillo”, sin pretender llegar a tener un estilo realista y complicado de hacer, simplemente aprovechando su propio estilo y conectando con un público, se puede llegar a tener un resultado trascendente:

Ivan Mayorquin

Sin pretender desarrollar una ilustración con detalles perfectos, simplemente aferrándose a su estilo caricaturesco, con trazos y contornos imperfectos, y un mensaje que puede puede conectar con un gran público, logra un gran resultado. Actualmente trabaja ilustrando para Pictoline, pero ha tenido proyecto importantes con marcas como Adidas, Cerveza Indio, etc. Sin perder su estilo de dibujo y esencia que lo caracteriza.

Alba Cantalapiedra

Su trabajo que ha hecho en los últimos meses muestra perfectamente la importancia de generar un estilo conceptual, conectar con miles de personas, sin la necesidad tener que quebrarte la cabeza por querer tener la mejor paleta de colores o utilizar los mejores brushes y ofrecer un gran estilo de texturas en tu ilustración. Poco es más que suficiente.

La importancia de conceptualizar para la identidad de marca

Ahora que entendemos la importancia que tiene darle un sentido y mensaje a nuestros dibujos para captar mayor audiencia, veamos que un estilo bien conceptualizado podrá aportar en la creación y diseño de un personaje para la identidad visual de una marca.

Un personaje de marca, es aquel vocero que sirve para comunicar lo que la marca desea trasmitir, además sirve para comunicar dinámicas, productos, etc. Conceptualizando y dándole un sentido a tal personaje podremos hacer que conlleve la esencia y los valores de la marca. Básicamente la intención es humanizar a la marca y empatizar con sus consumidores, de manera que ellos se sientan identificados con tu personaje.

Tenemos el claro ejemplo de los tan icónicos personajes en las cajas de cereales, con los cuales millones de niños se identifican. El niño(a) se levanta cada mañana para de desayunar su plato de cereal con la intención de poder estar fuerte y con mucha energía el resto de la mañana, tal cual como el personaje de su cereal favorito, un personaje fuerte, saludable, con mucha energía y muy optimista.

Tigre Toño

Uno de los personajes de marca más reconocidos en los cereales, siendo un vocero que se encarga de comunicar y mostrar las partes positivas de un producto.

En fin, viendo un poco del trabajo ya antes mencionado, espero y nos quede claro que dibujar no es imposible. No existen dibujos malos, solo estilos diferentes, y vaya que en esta época digitalizada poder diferenciarse de millones de contenidos, es un lujo que pocos se pueden dar, y que podemos ofrecer mediante la creación de un personaje único para una marca, que logre aportar a su identidad visual.

Así que adelante, enfréntate a esa hoja en blanco y crea tu propio estilo tanto gráfico y conceptual, concibe las mejores ideas, y muy importante conecta con aquella audiencia que se siente identificada con lo qué haces. Quizá en un tiempo creas las caricatura más vendida o el personaje de marca más reconocido. Suerte.

Emilio Castro / Diseñador Jr. 

https://www.instagram.com/miliomab/?hl=es-la

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¡Contáctanos!