fbpx

Estrategia de marca: el camino a la rentabilidad

La nueva estrategia se llama Brandketing.

En Be ALFHA sabemos que una buena estrategia de marca puede ayudar a que las empresas locales sean altamente competitivas y a veces solo necesitan un impulso que les ayude a elevar su potencial.

Ese impulso lo pueden encontrar en la suma de dos grandes fuerzas: el Branding y el Marketing (brandketing). Puedes ahorrar mucho tiempo, dinero y esfuerzo con ambas pues te ayudan a generar las bases para armar una campaña, no importa si es offline u online.

Comenzando por clarificar tu branding, el camino del brandketing te ayuda a crear una marca congruente y confiable, que sea capaz de comunicar su valor de forma consistente en cualquier medio o canal, teniendo en mente siempre a tu segmento de mercado.

Hagamos un ejercicio rápido de imaginación:

Vas manejando por las calles de tu ciudad, ves muchos negocios cerrados, algunos de manera permanente, otros de manera temporal… sigues avanzando y ves mucha gente sin cubrebocas y sin guardar distancia, y cuando creías que en noviembre se terminaba el encierro ¡pum! Te avisan que se va a extender hasta agosto o diciembre del siguiente año la “cuarentena”.

¿Cuál sería tu reacción?

  1. Cerrar el negocio y esperar a que pase la pandemia.
  2. Despedir personal para “bajar más gastos”.
  3. Reorientar tu estrategia de marca para que te permita ofertar tus productos o servicios en un entorno digital

Si elegiste la 1 ó la 2, déjame darte algunos tips para que puedas optar por la número 3:

  1. Deja de ignorar el poder del Branding: Tener un branding sólido te puede ayudar a generar comunidad de marca y dentro de esta comunidad encontrarás la ruta para fidelizar a tus clientes al punto de convertirlos en embajadores de marca. Así, invertir en fidelización se vuelve parte de la estrategia.
  • Clarifica tu propuesta de valor: la marca es el principal diferenciador, pero la propuesta de valor es el argumento central que te ayudará ser más competitivo. Cada vez que encuentres una objeción en tu camino, recuérdale a tu cliente tu propuesta de valor. Es fundamental que se construya sobre garantías, que no engañe al usuario, que le de congruencia a tu marca. ¡Sé siempre  la mejor opción!
  • Deja de Confundir plan de marketing con plan de ventas: Ambos se complementan, pero es claro que el plan de ventas debe verse beneficiado por el marketing. Los objetivos los pones tú como líder del negocio o como gerente de ventas, pero es necesario conocer las herramientas y los factores para que elijas los que más se adecuan a tus metas.
  • Deja de creer que todos son tus clientes: hablarle a las masas requiere presupuestos robustos e inagotables, una estrategia digital va jugar a tu favor siempre pues la clave es la segmentación del mercado, le hablas realmente a quién quieres llegar y tu prespuesto es más eficiente. Si no sabes para quién estás generando valor, solo estás tirando tu dinero en campañas .
  • Olvida la cantidad y concéntrate en la calidad: A veces nos dejamos llevar por el tamaño de la audiencia y no por la calidad de la misma. Podrás tener 50 mil seguidores y ningún cliente potencial o ningún lead. Crea relaciones sólidas y duraderas con tus usuarios, crea una experiencia de marca..

Enfócate, da pasos firmes, genera valor, define tu segmento.

Aprovecha a tus mejores clientes y conviértelos en embajadores de tu marca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¡Contáctanos!